SIERRA NEGRA

null

Maestro Mezcalero:

Isaías Velazco

Población de origen:

San Luis del Río Tlacolula

Estado:

Oaxaca

Grado alcoholico:

47º

Tipo de Maguey:

Sierra negra

Tipo de mezcal:

Joven

Proceso:

Artesanal

Horneado:

Con leña en horno cónico de piedra bajo tierra

Machacado:

Tahona chilena

Fermentación:

Natural en tinas de encino

Destilación:

Doble en alambique de cobre

NOTAS DE CATA

47°

Flor-SIERRA-NEGRA
null

AROMA

Ciruela, durazno y piña madura, pimienta rosa y semilla de cilantro al final
null

APARIENCIA

Incoloro y denso
null

SABOR Y TEXTURA

Equilibrado, seco, medianamente dulce

A la vista tenemos un destilado transparente con reflejos plateados. Las piernas se adhieren al vaso, pero resbalan rápidamente hacia la superficie del líquido. Es una bebida limpia y brillante, sin residuos de la destilación ni tonalidades turbias.

En el olfato la primera impresión es agave cocido oscuro, caramelizado. Aromas a frutos muy maduros y pasificados. Piña de miel y almibar. También presenta aromas terrosos y el ahumado de leña propio de la cocción.

Al gusto, su primer ataque es amable y la percepción alcohólica presente pero no demasiado agresiva; deja una sensación cálida después del trago y en el postgusto persiste el dulzor de agave cocido.

Se recomienda servir como aperitivo o para acompañar entradas mexicanas, y platillos con frutos, quesos y salsas tatemadas. (Molotes de plátano frito, carnes frías, salchichas maduradas) También puede utilizarse en coctelería con frescos o cacao y café.

A vista observamos un destilado cristalino, muy brillante con ligeros destellos plateados y un ribete transparente. Al girar la copa el líquido de adhiere ligeramente a las paredes de ésta cayendo rápidamente las lágrimas.

En nariz, surgen notas de la tipicidad del Agave Angustifolia, cítricos maduros, piña miel madura, destellos de mandarina; inmediatamente sobresalen los aromas herbales que nos recuerdan a pasto recién cortado y mentol, y finalmente, se aprecia la dulzura del maguey cocido, melaza, miel de agave con un elegante y ligero ahumado.

Al probarlo, es franco en su arranque, notas dulces de fruta madura, mieles y esas notas características herbales que nos recuerdan a albahaca morada. Cuenta con un retrogusto medianamente largo con sabores a ahumados de pan tostado y piloncillo.